Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
April 10, 2018

“La PAC también tiene que proteger a los agricultores profesionales entre 45 y 65 años”

Con un año decisivo en el que comenzarán las negociaciones sobre la PAC 2020, Cortés afirma que la situación del sector es “de expectación” ante una campaña que, a priori, se presenta mejor que la pasada
Con un año decisivo en el que comenzarán las negociaciones sobre la PAC 2020, Cortés afirma que la situación del sector es “de expectación” ante una campaña que, a priori, se presenta mejor que la pasada

¿Cómo están los ánimos entre los agricultores y ganaderos? 

Estamos más animados que el año pasado, con la esperanza de que se consoliden estas buenas condiciones, con la humedad de la tierra, los pantanos llenos y pastos asegurados para el ganado. La situación se presenta bastante bien, pero hay que esperar.

Buenas perspectivas también para los cereales de invierno tras la catastrófica cosecha de 2017.

A expensas de lo que ocurra en mayo con el calor, por el momento va muy bien. De momento, la situación del campo es buena. En la zona de La Armuña se presentan muy bien y en otras comarcas, como en Peñaranda, también aunque los cultivos son más tardíos por lo que hay que esperar a ver cómo va su desarrollo. En cuanto al mercado, también hay bastante estabilidad aunque creemos que el precio no es suficiente. El cereal tiene insumos muy elevados, como abonos, herbicidas, fungicidas…, se ha disparado, por lo que hay que esperar una buena cosecha para conseguir rendimientos aceptables para el profesional.

Más preocupación hay entre los productores de patata por la imposibilidad de sembrar. 

No pueden entrar en las tierras y seguramente se vuelva a sembrar gran parte de la producción en el mismo momento, sin escalonar la siembra, con lo que luego a la hora de sacar y vender será un hándicap.

Y una campaña más, sin Interprofesional de la patata. 

No acaban de animarse los productores. La Interprofesional será un buen instrumento y adquirirá las responsabilidades que ellos quieran. Será interesante para dar estabilidad al sector. Sin Interprofesional ya vemos qué ocurre, hay que dar el paso para constituirla, estamos muy cerca.

También el sector ganadero, en general, se encuentra en un buen momento de precios. 

El mercado exterior de vacuno está funcionando muy bien y es a consecuencia de la sanidad que tenemos. El mercado está fuerte, el ganado vale y hay que seguir en esta línea.

Los productores de ovino siguen sumando bajas a su cabaña por el lobo. 

Tenemos dos enemigos con el lobo. ¿Qué queremos, ganaderos en el campo o lobos? Está haciendo mucho daño a los productores.

“El mercado exterior de vacuno está fuerte, funcionando muy bien y es a consecuencia de la buena sanidad, hay que seguir en esta línea” 

Comienzan meses decisivos para fijar la futura PAC, Castilla y León mantiene una posición única. 

Defendemos una PAC con talante europeísta, con fondos comunitarios y pagos directos, financiados al 100% por Europa, y con un compromiso real para los profesionales del sector con precios justos a los productores. Es imprescindible corregir el desequilibrio que sigue existiendo en la cadena alimentaria, hay que aumentar la transparencia y las relaciones entre el precio y los costes de producción.

¿Peligran las ayudas con Reino Unido fuera de la UE? 

No, no creo que se pongan en peligro las ayudas. Puede que llegue a peligrar la rentabilidad de las explotaciones, porque las exigencias para los productores son importantes en materia de trazabilidad, sanidad, medio ambiente…, y puede que, en algún momento, a los productores no les interese. El peso de la PAC ahora está entre un 20-30% en los ingresos, en el momento que baje ese umbral habrá que verlo. Porque hay que dedicar muchas horas y trabajo a trámites y burocracia.

Exigencias que se piden a los productores y productos de la UE pero no a los que se importan, es otra de las batallas. 

La competencia es tremenda y desleal. Los agricultores y ganaderos españoles y europeos deben cumplir escrupulosamente lo que exige la UE, mientras los productos que llegan dejan mucho que desear. Un ejemplo actual es el vacuno, el aumento de las exportaciones españolas se produce por la mejora de la sanidad, pero también por la alimentación, con cereales. También hay una competencia muy desigual con el cereal, aquí prohíben productos y tratamientos mientras en países como Rusia, Canadá o Estados Unidos los utilicen y se importan.

Una de las peticiones del sector en la negociación de la PAC es diferenciar a los agricultores y ganaderos profesionales. 

Sí, es importante favorecer la incorporación de jóvenes y mujeres, pero también hay que proteger al agricultor entre 45 y 65 años, profesionales asentados e instalados que generan trabajo y riqueza en el medio rural. Me preocupa mucho, porque es otra batalla por la que hay que luchar. Hay un amplio abanico entre los jóvenes y la edad de jubilación, que trabajan en explotaciones familiares y viven exclusivamente de la agricultura.

La incorporación de jóvenes sigue como asignatura pendiente, ¿por qué? 

Es muy difícil incorporarse. Cuesta mucho acceder a tierras, a la compra de ganado, son inversiones muy, muy altas. Y el que accede a tierras, provoca un aumento de los precios y un desajuste en el mercado tremendo con el que no se puede competir.

¿Cómo es la profesión desde dentro? 

La presión es muy grande, da igual que sea secano, regadío o ganadería, pero el oficio sigue siendo precioso. Hay que estar formándose constantemente en los temas más variados y en el manejo. Las explotaciones hay que gestionarlas, hay que controlar el estado de los cultivos, nada se puede dejar al azar.

COAG se ha posicionado en contra de dos proyectos de macrogranjas, la de vacuno de leche de Noviercas, en Soria, y la de porcino de Villafáfila, en Zamora, ¿por qué? 

No tienen ningún sentido porque alterarán el mercado interno y el único objetivo de estos proyectos es manejar el mercado a su antojo. No hay otra explicación, con 20.000 vacas de leche, se acaba con los pequeños productores.