Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
September 10, 2018

La economía salmantina se resiente por la sequía con un descenso de la renta agraria del 20,6%

Caída importante del valor de la producción vegetal con un 44,8% menos compensada por el buen comportamiento del sector ganadero, con un incremento del 13,5%
Caída importante del valor de la producción vegetal con un 44,8% menos compensada por el buen comportamiento del sector ganadero, con un incremento del 13,5%

El importante descenso de la producción agraria durante la campaña de 2017, a consecuencia de la sequía, y las pérdidas que afrontaron los ganaderos, han incidido de manera destacada en la caída de la renta agraria en Castilla y León, un 50,8%. Así se refleja en el cuarto informe ‘El sector agrario en Castilla y León’, presentado por EspañaDuero, del Grupo Unicaja, en Salamaq por el director territorial de EspañaDuero, Manuel Rubio; la vicepresidenta de la Diputación, Chabela de la Torre y Felisa Becerra, de Analistas Financieros.

Con datos negativos en todas las provincias, en el caso de Salamanca la renta agraria cayó un 20,6%, con un descenso significativo de la producción vegetal del 44,8% y 112,5 millones de euros a consecuencia de la grave sequía que redujo de manera importante las producciones, principalmente en cereales.

Mejor se ha presentado la producción ganadera en la provincia, con un 13,5% más y 494,4 millones. Salamanca mantiene su liderazgo en la Comunidad con más de 567.000 cabezas de bovino, superando los 1,5 millones de ejemplares de ganado de todas las especies. Con estas cifras, el valor de la producción animal de Salamanca, se mantiene por encima de la media nacional.

En cuanto a las exportaciones agroalimentarias, Salamanca vendió por valor de 256 millones de euros frente a los 70 millones importados, con una industria agroalimentaria que se mantiene en cuarto lugar en la Comunidad por el valor exportado, el 13,9% frente al 26,1% de la provincia líder, Burgos.

Con más de 9.100 ocupados en el sector agrario, lo que representa el 15% del regional en este ámbito, el empleo en el sector agrario también se vio afectado el pasado año, bajando la ocupación en Salamanca un 11,8%, según recoge el informe, en una provincia que el pasado año recibió más de 176 millones de ayudas PAC.

Como afirmó la vicepresidenta de la Diputación, a pesar de que 2017 fue un “año gris” para toda la Comunidad debido a la sequía, “ha sabido mantener el tipo”. Tanto el sector agrario como la industria agroalimentaria representan el 8,5% del Valor Añadido de la Comunidad, el 10% del empleo y el 12% de las exportaciones.

“El sector agrario, fundamental para fijar población en el medio rural”

Con los datos del informe, Felisa Becerra destacó por un lado el descenso de la producción vegetal por las malas condiciones climatológicas y, por otro, los buenos datos de las producciones ganaderas, “a pesar del incremento de precios de los consumos intermedios para el ganado”. A pesar del mal año agrario, Becerra explicó que Salamanca mantiene un especial dinamismo ya que, a la producción animal, se suma la buena marcha de la industria agroalimentaria y el aumento de las exportaciones.

Aunque el motor de la economía es el sector servicios por el número de ocupados, Becerra destacó la importancia de la actividad agraria y la industria agroalimentaria como factores de cohesión territorial en las zonas rurales por lo que suponen para fijar población en el medio rural.

Por su parte, Manuel Rubio, destacó la importancia que para EspañaDuero representa el sector agrario, con más de 400 oficinas en Castilla y León y siete unidades móviles que prestan servicio a más de 300 pequeñas localidades.