Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
December 4, 2018

La superficie asegurada de herbáceos aumenta un 47% y la de viñedos un 25%

La última convocatoria para solicitar ayudas para suscribir pólizas, que se extiende hasta el 31 de mayo de 2019, cuenta con 8,1 millones de euros
La última convocatoria para solicitar ayudas para suscribir pólizas, que se extiende hasta el 31 de mayo de 2019, cuenta con 8,1 millones de euros

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha hecho balance, junto con el presidente de la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro), Ignacio Machetti, del impulso de la política de seguros agrarios como pieza fundamental para apoyar las rentas de los agricultores y ganaderos, y garantizar la estabilidad de las explotaciones frente a adversidades climáticas y enfermedades de los animales y las cosechas, y ha presentado las novedades de la última convocatoria, que cuenta con 8,1 millones de euros en ayudas, el triple que en 2015.

Como ha recordado Marcos, hace algo más de un año la Consejería y Agroseguro firmaron un convenio que supuso un cambio respecto al modelo anterior, posibilitando que los beneficiarios reciban, de forma automática, la ayuda proveniente de la Junta de Castilla y León, aplicando el descuento en el momento de la suscripción de la póliza del seguro. De esta forma, se han agilizado los trámites administrativos y el cobro de la subvención inmediata, haciendo más atractiva la contratación de seguros.

Pese a contar con un presupuesto de 7,2 millones de euros en la convocatoria del año pasado, la Consejería de Agricultura y Ganadería se comprometió a no dejar ninguna póliza con derecho a subvención sin ayudas, por lo que consideró las cuantías destinadas a seguros agrarios como créditos ampliables para, en el caso de que fuera necesario, ampliar ese presupuesto.

En esa convocatoria se introdujeron mejoras como el abono inmediato de la ayuda en el momento de la contratación; la recuperación de la subvención de los seguros para las producciones ganaderas, que no se convocaban desde 2011; y el auxilio del seguro de compensación por pérdidas de pastos en sequía con un 25 % de la prima.

Con la introducción de estas novedades, los seguros consiguieron ser más atractivos para los agricultores y ganaderos de la Comunidad. Así, desde que se puso en marcha la convocatoria de 2017, la superficie de herbáceos asegurada en el módulo 2 (que cubre riesgos como el de la sequía) se ha incrementado un 47,1 %, pasando de 1.100.422 hectáreas a 1.619.375. Se ha conseguido, de esta manera, que cuente con seguro agrario en el módulo 2, 66,6 % de la superficie asegurable, que es en la actualidad de 2.429.201 hectáreas, frente al 46,1 % que se aseguró en 2016, lo que supone un incremento de veinte puntos porcentuales. En cuanto al número de pólizas que se han suscrito en 2017, la cifra se eleva a 27.052, esto es, un 58 % más que en la campaña anterior.

Soria es la provincia con mayor superficie asegurada, con un 91,8 % y, por el contrario, Ávila y León son las que cuentan con los valores más bajos, con el 44 % y el 47,2 %, respectivamente. Pese a ello, cabe destacar que todas las provincias de Castilla y León han registrado un importante incremento en cuanto a superficies aseguradas.

En cuanto al viñedo, las pólizas de seguro han aumentado un 20 % en un año, pasando de 1.965 a 2.359, y la superficie asegurada se ha incrementado un 25,2 %, alcanzando las 29.701 hectáreas, lo que hace que se haya asegurado el 38,1 % de la superficie total de viñedo registrado en Castilla y León; un avance de ocho puntos porcentuales respecto a 2016. Valladolid es la provincia con mayor porcentaje de viñedo asegurado con un 62,8 %, mientras que Ávila y Salamanca se sitúan en el lado contrario con un 3,1 % y un 0,4 %, respectivamente. Cabe destacar, además, el incremento que ha experimentado la superficie de frutales asegurada en la provincia de León, que ha pasado de 232,7 hectáreas a 587,8, lo que supone un 152,5 % más respecto a 2016. De este modo, se han asegurado el 43,5 % de las 1.349 hectáreas registradas como terreno frutícola. Y en cuanto al número de pólizas, han subido de 86 a 198.

Trámites administrativos más simples y el doble de ayudas a los frutales

La Junta de Castilla y León, consciente de la importancia que la política de seguros agrarios tiene para la explotación agraria, ha reforzado su apoyo a través de una nueva convocatoria de ayudas por importe de 8,1 millones de euros, en la que se simplifica el trámite administrativo gracias al convenio firmado entre la Administración autonómica y Agroseguro.

En esta convocatoria, se duplica, del 10 % al 20 % el porcentaje de subvención aplicable a las pólizas que se suscriban de la línea ‘Seguro para explotaciones frutícolas’, para las producciones de albaricoque, ciruela, manzana, manzana de sidra, melocotón y pera; y, por otro lado, a la subvención de la línea ‘Seguro con coberturas crecientes para explotaciones de cereza’, producciones muy sensibles a las circunstancias climatológicas adversas que afectan tanto a la floración de la planta como a la calidad y cantidad de los frutos. A esta fragilidad se añade el hecho de que estas producciones tienen unos índices bajos de suscripción de seguros, por lo que este aumento en el porcentaje de ayuda busca también fomentar la contratación de pólizas de seguro proporcionando al agricultor un escenario de certidumbre en el que poder desarrollar su actividad.

Asimismo, con el fin de paliar los efectos negativos del aumento de los costes de producción, la Consejería ha estimado la necesidad de establecer un único porcentaje de subvención a la línea de retirada y destrucción de animales muertos en explotaciones ganaderas. Por ello, se fija el porcentaje de subvención, para todas las especies, en el 30 % de la prima comercial, lo que supone un incremento de la subvención del 5 % en el caso del ganado de las especies vacuna, ovina y caprina, y del 15 % en el caso del ganado de especies equina y aviar.

En el marco de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios de Castilla y León, en el que participan además de la Consejería, Enesa, Agroseguro, las organizaciones profesionales agrarias y las cooperativas, se pusieron en marcha cinco grupos de trabajo con el objetivo de plantear mejoras en las líneas de herbáceos, apicultura, lúpulo, viñedo y frutales e incrementar las suscripciones de seguros agrarios.

Más de 290 millones de euros en indemnizaciones

En los dos últimos años, las indemnizaciones de Agroseguro al campo de Castilla y León han superado los 290 millones de euros: 217 millones de euros en 2017 y 73 millones de euros en lo que llevamos de año.