Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
June 10, 2019

La superficie de patata crece en Europa un 2,4%, en 2019, hasta las 609.615 hectáreas

Ese incremento se eleva hasta el 8,4% si se tiene en cuenta la media de superficie de los últimos cinco años
Ese incremento se eleva hasta el 8,4% si se tiene en cuenta la media de superficie de los últimos cinco años

Según la estimación provisional de la NEPG (Asociación que aglutina a los productores de patata de Alemania, Holanda, Bélgica, Reino Unido y Francia), la superficie de patata, en 2019, en relación a la anterior habría crecido un 2,4% hasta alcanzar las 609.615 hectáreas.

Ese porcentaje se eleva hasta el 8,4% si se tiene en cuenta la media de los últimos cinco años que es de 562.508 has.

Todos los países de papa en el continente muestran un crecimiento, con Francia, Alemania y Bélgica a la cabeza ya que viven incrementos, respectivamente, del 3% en el caso de los agricultores galos llegando a las 147.000 hectáreas; del 3,5% para los germanos que habría dedicado a este cultivo 184.750 has y 3,3% para los belgas que habría llegado a las 97.587 has.

En Holanda el ascenso es de 1,7% frente a la campaña previa hasta alcanzar las 78.500 has, siendo el menor crecimiento el del Reino Unido que llega a las 101.778 has, lo que significa un incremento del 0,7%

Ante estos datos, desde NEPG se señala que el temor sobre la falta de semilla para que la superficie fuese mayor no era tan realista: se han utilizado más tamaños pequeños, se cortaban más semillas…

Cosecha temprana plantada

En los 5 países, la siembra fue más temprana, sin embargo, debido al comienzo frío del ciclo vegetativo, la cosecha ahora se ha regularizado y esté en fecha normales, lo que hará que las primeras patatas se recojan en Alemania y Bélgica a mediados de julio, lo que significa que se iniciaría una semana más tarde que la época tradicional.

Durante la última reunión de NEPG, los miembros destacaron que el crecimiento de la superficie está en línea con la tendencia de la creciente demanda de la industria y exportación.

Como no habrá prórroga de la cosecha de 2018, la próxima temporada de patatas será más larga de lo habitual y podría necesitar más producto. La cantidad extremadamente baja de stock y la llegada de una semana más tarde de la cosecha temprana será un desafío para la industria de procesamiento, ya que tienen hambre de materia prima.

Preocupa la falta de lluvias, ya que los niveles de reservas tanto en los pozos como en la propia tierra son escasos, destacando que, en algunas zonas, ya se han iniciado las restricciones de riego con lo que esto significa para el desarrollo de la patata.