Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
November 5, 2018

La trufa negra como inhibidor del hongo que daña la encina

El proyecto busca reforestar áreas de suelos degradados y conseguir un aprovechamiento económico con la explotación de este hongo, de gran valor
El proyecto busca reforestar áreas de suelos degradados y conseguir un aprovechamiento económico con la explotación de este hongo, de gran valor

Formación e investigación, de la mano. En plena dehesa, dentro de la finca de Castro Enríquez, en una parcela vallada de una hectárea, sigue adelante una interesante investigación, puesta en marcha entre la Diputación y el Irnasa-CSIC, con el fin de conocer las posibilidades de producirtrufa negra en encinas, muy jóvenes, colonizadas con el hongo. En marcha desde marzo de 2014, el proyecto busca reforestar áreas de suelos degradados y conseguir un aprovechamiento económico con la explotación de la trufa negra, de alto valor en el mercado. 

El proyecto de Castro Enríquez, subvencionado por la Diputación de Salamanca, consiste en la micorrización de la encina con trufa negra con un doble objetivo, defender y regenerar la dehesa, hábitat de numerosas especies de flora y fauna. Ignacio Santa Regina explica que lo que se pretende no es solo producir trufa, es comprobar si inhibe el crecimiento del hongo que produce la seca y daña el árbol.

Se trata de un proyecto de cinco años, con unos resultados satisfactorios por el momento, por lo que en un año o año medio “conseguiremos obtener trufa y, a partir de ahí, combatir la seca”. ¿Qué ventajas se consiguen con la microrrización? Mayor crecimiento de las plantas en menor tiempo en suelos de baja fertilidad, reducir los efectos de los nematodos y hongos, aumentar la tolerancia a la sequía, prolongar la vida agrícola de los suelos y disminuir la erosión en las áreas más cercanas.