Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
September 10, 2019

Solo 8.000 de los 2 millones de hectáreas dedicadas a la producción ecológica en España está en Castilla y León

El Proyecto Ecopinet, además de estudiar la idoneidad de determinados cultivos, ofrece asesoramiento integral a aquellos agricultores y ganaderos que decidan apostar por este modelo
El Proyecto Ecopinet, además de estudiar la idoneidad de determinados cultivos, ofrece asesoramiento integral a aquellos agricultores y ganaderos que decidan apostar por este modelo

España es el país que más hectáreas dedica a la producción ecológica en Europa y el cuarto a nivel mundial. El 80 % de lo que producimos se exporta, sobre todo, a países del norte de Europa. Nuestro país dedica cada año más de 2 millones de hectáreas a la producción ecológica, pero solo 8.000 están en Castilla y León a pesar de la amplitud de su territorio.

El salón de actos del Pabellón Central de Salamaq se convirtió en escenario de un entretenido debate sobre pros y contras de esta forma de producir, dirigido por el ingeniero agrónomo del IRNASA-CSIC, José Matías García San Román. Ponente y público asistente buscaban respuestas a esa incógnita, la de la presencia, prácticamente residual, de esta agricultura sostenible en nuestra Comunidad Autónoma cuando, en apariencia, todo son ventajas pues la agricultura ecológica ahorra tiempo y, en muchas ocasiones, también costes.

Canales de venta

Entre los profesionales presentes, una inquietud común, la de los canales de venta. Hoy por hoy resulta todavía complicado llegar en nuestro país al consumidor “porque la palabra ‘ecológico’ está demonizada y nos siguen tachando de excéntricos o de locos cuando explicamos que producimos de esta forma”. De igual modo, la conversión a pienso del cereal generado de forma ecológica sigue resultando excesivamente cara en muchos casos, lamentaron los productores, conscientes, además, de que aumentar el porcentaje de proteínas en el pienso ecológico supone también un incremento de los costes al igual que el sacrificio de los animales, que exige responder a unos requisitos que solo cumplen determinadas instalaciones -lo que representa otro ‘mordisco’ más a la rentabilidad al suponer una subida, en ocasiones, de los costes de transporte-.

La comparación con otras regiones mucho más comprometidas que Castilla y León con estos cultivos también sobrevoló el debate, durante el que García San Román aprovechó para presentar el Proyecto Ecopinet, una iniciativa que, además de estudiar la idoneidad de determinados cultivos ofrece un asesoramiento integral a aquellos agricultores y ganaderos que decidan apostar por este modelo.