Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
May 13, 2019

Un 76,7% de los cebaderos de Salamanca están calificados

Sin positivos de brucelosis en 2018, la prevalencia de tuberculosis se reduce un 0,11% el último año en la cabaña ganadera de la provincia
Sin positivos de brucelosis en 2018, la prevalencia de tuberculosis se reduce un 0,11% el último año en la cabaña ganadera de la provincia

Ha supuesto un sacrificio importante para los ganaderos pero, campaña tras campaña, mejora la situación sanitaria de la cabaña ganadera y, con ello, las posibilidades de ampliar mercados, ya que la nueva normativa permite a la Comunidad calificar de oficio a los cebaderos ubicados en los municipios calificados. En este momento, el 86% de los cebaderos de Castilla y León puede acceder a los mercados internacionales sin realizar las pruebas previas de tuberculosis, lo que permite una flexibilización de movimientos. En Salamanca se ha pasado de un 7,3% de cebaderos calificados en 2014, a un 76,7 % en la actualidad.

Con seis provincias de la Comunidad con una prevalencia de tuberculosis bovina inferior al 1% -León (0,25 % de explotaciones positivas), Burgos (0,3 %), Palencia (0,5 %), Segovia (0,4 %), Valladolid (0,25 %) y Zamora (con un 0,17%), esta situación permite aplicar el protocolo de flexibilización en las unidades veterinarias con prevalencia menor del 1 % 

Esto significa que, en explotaciones que ostenten la máxima calificación sanitaria (T3H) ante la detección de animales positivos en un bajo número a la prueba de diagnóstico oficial -hasta un máximo de ocho animales positivos dependiendo del censo-, no se aplican restricciones al movimiento de terneros hasta que no se produce el aislamiento microbiológico de la enfermedad.

En Ávila y Soria la situación se mantiene estable y, en Salamanca, ha descendido la prevalencia con respecto al año anterior, del 2,63% a un 2,52%. En el caso de Salamanca, las explotaciones de aptitud cárnica en extensivo han tenido un descenso de prevalencia del 6 % en solo un año. Otro dato destacable es que desde 2015 ha crecido el censo saneado en más de 46.000 animales y, en mayor medida, en la provincia de Salamanca, donde se han saneado 26.061 animales más.

Sin positivos a la brucelosis en 2018, este año, todas las explotaciones de ganado bovino de Castilla y León serán sometidas a una única prueba obligatoria frente a esta enfermedad. En el caso de los ganaderos de Burgos, Soria, Valladolid y Zamora no se requieren pruebas sanitarias de brucelosis previas al movimiento, y solo se realizará el saneamiento, a modo de centinela, sobre el 20 % de las explotaciones.