Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
September 11, 2018

Un toro limusín pone tope a la subasta de vacuno con 7.400 euros

Se subastaron 164 animales, 50 de ellos charolés, además de limusín, blonda, avileña, pirenaica, asturiana, retinta y parda de montaña
Se subastaron 164 animales, 50 de ellos charolés, además de limusín, blonda, avileña, pirenaica, asturiana, retinta y parda de montaña

Mickey, toro limusín propiedad de José Luis Bernardo, fue con 7.400 euros el encargado de poner tope a la subasta internacional de vacuno celebrada este lunes en el anillo de exposiciones del Recinto Ferial de la Diputación, broche a una nueva edición de Salamaq que se ha caracterizado por una masiva afluencia de público y la calidad del ganado. En el total de la subasta se movieron 351.240 euros.

En esta subasta de vacuno concurrían, además de limusín, las razas charolés, blonda, avileña, pirenaica, asturiana, retinta y parda de montaña, en total 164 animales, 50 de ellos charolés, el más cotizado un ejemplar de Ángel Santiago García Martín por el que se pagaron 6.000 euros. En esta raza se presentaron 45 machos y cinco hembras, logrando acumular 135.100 euros en el conjunto de la subasta. El campeón de la feria, un ejemplar de Antonio Pascual de Pedro, salía a 8.000 euros y quedaba desierto.

La raza más cotizada fue la limusín con 23 novillos, y aunque tuvo 6 desiertos logró mover 74.100 euros. Además del toro más cotizado, también logró el segundo puesto con un ejemplar de Golonestre Ganadería, por el que se pagaron 7.000 euros.

En avileña negra se subastaron 1 macho por 3.500 euros, 11 Hembras de entre 20 y 36 meses, y que se cotizaron entre 1.450 y 1.690 euros; y 18 hembras de entre 12 y 20 meses a partir de 910 euros. El precio más alto fue de 1.350 euros. En total, la avileña negra movió 40.790 euros

De blonda se subastaron 14 novillos con tres desiertos, el más cotizado, Héroe, de Victorino Mariscal y por el que se pagaron 3.200 euros. En total la subasta de esta raza alcanzó los 30.930 euros.

En pirenaica se movieron  27.020 euros con 2 machos uno de 22 meses que se pagó a 4.400 euros y otro de 14 meses que con un precio de salida de 2.400 que quedó desierto. Por el contrario, se vendieron 13 hembras de entre 21 y 27 meses con precio de salida a 1.700 euros, la más cotizada alcanzó los 1.800 euros.

En asturiana se vendieron 9 machos con precio de salida a 1.600 euros. El que más cotizó fueron 3.850 euros. Esta raza sumó un total de 21.200 euros en la subasta.

La parda de montaña logró 14.400 euros con 4 novillas a razón de 1.000 euros por cabeza y 9 hembras de 19 a 22 meses que se pagaron a 1.600 euros cada una.

Y en retinta se lograron 7.700 euros con la venta de 4 hembras de menos de 13 meses y por las que se pagaron entre 1.000 y 1.100 euros, y 5 de más de 13 meses, con dos desiertas, y que cotizaron entre 1.100 y 1.200 euros.

Como anécdota de la jornada queda el error de uno de los ganaderos de charolés que presentó un animal antes de que tenía el turno, lo que motivó que uno de los adjudicatarios alertara a los subastadores del error. Al final, los dos ganaderos que pujaron por los dos toros con el turno cambiado llegaron a un acuerdo y cada cual se quedó con el suyo.