Copasa

923 192 317
copasa@copasa.org

 
August 2, 2019

UPA: “La pasividad de los políticos es lo que provoca despoblación, no los malos olores de las explotaciones ganaderas”

El colectivo de agricultores y ganaderos sentencia de “broma de mal gusto” que la clase política atente nuevamente contra los intereses de un sector productor como el porcino
El colectivo de agricultores y ganaderos sentencia de “broma de mal gusto” que la clase política atente nuevamente contra los intereses de un sector productor como el porcino

UPA-Salamanca muestra su absoluto rechazo y repulsa a la iniciativa presentada por el Grupo Socialista en la Diputación provincial aprobada por el resto de formaciones políticas contra los malos olores de las explotaciones porcinas

“Para justificar esta decisión apuntan el peregrino argumento de que así se persigue que los malos olores  que generan estas explotaciones no sean un hándicap contra la despoblación”, afirman desde el colectivo.

“Resulta una broma de mal gusto que la clase política atente nuevamente contra los intereses de un sector productor como el porcino, que, por ejemplo, factura al año más de 6.000 millones de euros, concentra el 13,6 % de la producción nacional, cuenta con 600.000 cabezas de ganado en nuestra provincia, exporta una gran cantidad de producto porcino salmantino o aporta economía en el medio rural”, apuntan.

UPA recuerda a los representantes políticos en la Diputación provincial que nuestro modelo de producción es el más exigente del mundo, que somos sostenibles y aportamos valor económico y social al medio rural,  generando un empleo estable y de calidad.

Asimismo, lamentan que una vez más los representantes políticos utilicen argumentos tan falsos, lamentables y populistas como es el de los malos olores, poniendo con ello en el disparadero a los profesionales del sector agrario, para justificar sus vergüenzas y su principal responsabilidad en el drama de despoblamiento rural que sufrimos en esta provincia y región. La única realidad es que la incompetente forma de actuar desde las administraciones públicas es el principal motivo de la sangría poblacional que sufre el medio rural salmantino.